Etiquetas

marrubio-excelente

Se emplea desde Hipócrates, Teofrasto, Galeno y Dioscórides contra las enfermedades de las vías respiratorias.

Es excelente como pectoral, béquico y expectorante; afecciones bronquiales (fluidificante y antiséptico)

Además es estomacal, tónico amargo y excita el apetito.

Se le reconoce su acción benéfica en las afecciones hepáticas y de la vesícula biliar.

Fluidifica la sangre.

Es un adelgazante suave y se emplea en las curas de pérdidas de peso.

Anuncios