Etiquetas

Truco:

Un buen hábito diario para limpiar y desintoxicar el organismo consiste en beber en ayunas cada mañana un vaso de agua caliente
Esta sana costumbre matinal la pueden seguir incluso los niños. De hecho, si se tiene tos o mucosidad estas se ven aliviadas de inmediato, especialmente en el caso de los más pequeños.
Esto es así porque el agua caliente ayuda a eliminar las toxinas y los residuos acumulados en los órganos excretores, así como las bacterias perjudiciales que se encuentran en el tracto gastrointestinal.
Mas tarde podemos tomar  otro vaso de agua caliente con un chorro de zumo de limón y una cucharadita de miel.
Tras ingerir el agua es conveniente esperar al menos media hora antes de tomar el desayuno.
Es tambien muy efectivo para evacuar, tomar un vaso de agua caliente, que no este hirviendo ayuda al transito intestinal.
Anuncios